Un tercio de la licitación de los proyectos con fondos de la UE dependerá de Ribera

La transición energética y las infraestructuras verdes acaparan un 32% de recursos
Los Ministerios han comenzado a escuchar ya propuestas del sector privado

Las empresas españolas viven expectantes ante la puesta en marcha de los macroproyectos de inversión que se impulsarán a cuenta de los fondos europeos en camino como parte del Plan de Recuperación y Resiliencia diseñado por el Gobierno, que solo este año movilizarán unos 27.000 millones de euros. La colaboración público-privada será una de las estrategias clave del Ejecutivo para exprimir las ayudas comunitarias y en este terreno será fundamental la vicepresidenta cuarta de Transición Energética, Teresa Ribera, en cuyas manos quedará la licitación de al menos un tercio de los proyectos, según el reparto de fondos fijado en los Presupuestos Generales del Estado.

Así figura en el detalle de la distribución de los fondos por programas de gasto y carteras ministeriales que maneja el Ministerio de Hacienda. Según la documentación pública, las cuentas incluye 26.621 millones de euros entre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y el fondo ReactEU, (del que aquí se incluyen solo unos 2.500 millones para Sanidad, mientras que otros 8.000 se inyectan directamente a las regiones). Del montante total, la mayor partida va dirigida a Transición Energética (5.300 millones), un 19,9%, mientras que el segundo apunte por importancia es el de infraestructuras verdes (3.301 millones), con otro 12,4%. Solo entre estas dos, Ribera ya manejará proyectos nutridos con el 33% de los fondos. Pero la cuantía final será mayor, dado que sumando las partidas de industria y energía, transición justa, ecosistemas resilientes, preservación de recursos hídricos y costas, entre otros, se ronda el 38% del monto, una cifra consistente con las exigencias de Bruselas, que pide destinar al menos un 37% del dinero del MRR a la transformación medioambiental.

A partir de ahí, destaca el capítulo de I+D+i (4.752 millones), gestionado por Pedro Duque, con un 17,8% del dinero repartido entre programas de telecomunicaciones, investigación científica, tecnológica, industria o de la información.

Le sigue Sanidad (2.945 millones), con el 11% de las ayudas en manos de Carolina Darias; Educación (1.803 millones), con el 6,77% entre las partidas para renovar centros educativos, potenciar la formación profesional, la educación infantil, primaria, secundaria, en idiomas o del profesorado, que gestionará Isabel Celaá.

El acceso a la vivienda y fomento de la edificación, en manos de José Luis Ábalos, recibirá un 6,2% (1.651 millones), con planes destinados a la rehabilitación de inmuebles, entre otros. Para comercio, turismo y pymes, que coordina Reyes Maroto, se reserva un 4,84% (1.289 millones), y para el fomento del empleo, en manos de Yolanda Díaz, un 4,49% (1.194 millones). Otro tanto se llevan Servicios Sociales, Agricultura, Pesca y Alimentación obtendrán un 1,53%, y el resto cuantías menores.

Aunque las nuevas cuentas públicas anticipan el monto de las subvenciones de este año vía deuda, restan aún varios meses para la licitación e impulso de los proyectos, tal y como advirtió esta semana al empresariado la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Sin embargo, algunos Ministerios han comenzado ya a recibir propuestas en forma de Manifestaciones de Interés aportadas desde el sector privado, que se utilizarán para terminar de diseñar los proyectos concretos que colgarán de estos programas de gasto. Al renunciar Moncloa a su plan inicial de “ventanilla única”, será cada Ministerio el que gestione los fondos correspondientes a los fondos de su campo.

Accede a la web para más información.

Fuente: cincodias.elpais.com

Compártelo:

¿Quieres disfrutar de los Servicios de COAMBA?

Open chat
¿Necesitas Ayuda?