Tras la queja planteada en el mes de julio de 2014 por la Coordinadora Estatal de Ciencias Ambientales ante el Defensor del Pueblo la respuesta del mismo respalda la labor realizada para lograr el reconocimiento del ambientólogo como técnico certificador en la certificación energética:

"Se considera ante todo que la Secretaría de Estado no justifica por qué no ha dado respuesta a la CECCAA, que solicitó varias veces al Ministerio la promulgación cuanto antes de la Orden conjunta, y que tuviera en cuenta la titulación de los ambientólogos. Si la elaboración de la Orden está en curso y el proyecto será sometido a los sectores afectados, entonces entre estos se encuentran quienes aducen ser profesionales titulados aptos para la certificación energética, y además lo aducen por escrito. El trámite de audiencia a "todos" los sectores, entidades u organizaciones afectadas ha de comprender por tanto, y en este caso concreto, a la CECCAA.

Sin prejuzgar un examen en detalle, que no corresponde hacer al Defensor del Pueblo, sino necesariamente a la Administración y a los afectados y precisamente durante la tramitación de la Orden, sí cabe señalar que la certificación de la eficiencia energética de los edificios no parece exigir la realización de proyectos ni la dirección, ni ejecución de obras de edificación, tampoco la realización de proyectos de instalaciones térmicas. Proyectos, obras e instalaciones parecen la consecuencia de una certificación de eficiencia energética, no un requisito o ingrediente de la certificación misma. "

 

Ver publicación.

Fuente: ceccaa.es