El incendio declarado hace seis días en Gran Canaria va camino de ser controlado, según ha dicho este jueves su director de extinción, Carlos Velázquez.

En el Puesto de Mando Avanzado, Velázquez ha informado de que en el amplio perímetro que discurre desde los Altos de Gáldar y Guía hasta Valleseco “ya no hay fuego, sino puntos calientes que se están enfriando”.

Los trabajos se están centrando durante esta jornada en el municipio de Agaete y en el pinar de Tamadaba, ha precisado.

Tres unidades de la BRIF actúan en el sector forestal de Tamadaba, mientras que en el área urbano forestal del Valle de Agaete, Guayedra y El Risco efectivos de la BRIF, UME y EIRIF desarrollan “labores de contención de un fuego de pastizal que viene bajando”.

Velázquez ha asegurado que en este gran incendio forestal, que ha afectado a 9.200 hectáreas, el 8 % de la superficie de Gran Canaria, y obligado a evacuar a unas 10.000 personas, “ya no hay frentes muy activos”.

Por ello, el director de extinción de este fuego ha afirmado que a partir de esta jornada se empezarán a “desmovilizar todo lo que se pueda” y a “deshacerse de los medios superfluos, para que puedan ir al resto del territorio nacional”.

La otra prioridad es que los realojos pendientes se hagan con plena seguridad.

Carreteras cerradas

El incendio forestal de Gran Canaria ya solo mantiene cerradas al tráfico tres de las vías afectadas, según informa por twitter el área de Carreteras del Cabildo insular.

En la última actualización del estado de las vías, a las 16.40 -hora local-, todas las carreteras quedaban abiertas a excepción de la GC-216 (Tamadaba), la GC-210 (entre Cruz de Acusa y presa de Parralillo) y la GC-231 (El Sao).

Fuente: EFEverde.