Más optativas en la ESO y dos nuevas modalidades en Bachillerato: así cambian los institutos con la reorganización que prepara el Gobierno

El diseño propuesto modifica a partir del próximo curso la oferta de Filosofía, que pierde peso en la etapa obligatoria y la gana en bachiller, y diversifica los tipos de matemáticas

El Gobierno planea una reorganización de las materias educativas, especialmente en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO, de 12 a 16 años) y el Bachillerato (de 16 a 18). El primer documento oficial del rediseño, al que ha tenido acceso EL PAÍS, plantea nuevas asignaturas, modifica la oferta de Filosofía, diversifica la de Matemáticas y crea cinco modalidades de Bachillerato, en lugar de las tres que hay ahora, entre otros cambios.

La nueva estructura educativa, lo que se conoce como ordenación académica, es uno de los principales elementos de desarrollo de la Lomloe, la ley de Educación aprobada en diciembre. El Ministerio de Educación ha enviado su propuesta a las comunidades autónomas, que podrán ahora plantear sugerencias al respecto, aunque la última palabra la tiene el Gobierno. Los cambios, que serán aprobados mediante decreto, entrarán en vigor el curso que viene en los niveles impares (como primero de la ESO y Bachillerato) y al siguiente en los pares. La propuesta no contempla Religión, que será de oferta obligatoria para los centros y optativa para los alumnos, y se regulará de forma específica.

En la ESO, el objetivo principal que busca el ministerio con los cambios es ofrecer mayor optatividad, como una fórmula para atender mejor la diversidad del alumnado, sin que ello impida que los alumnos alcancen un punto de llegada equivalente al final de la etapa. El diseño elimina, además, los rígidos itinerarios que creo la ley Wert, considerados segregadores por buena parte de la comunidad educativa.

En Bachillerato, la modalidad de Arte se divide en dos desde el principio, respondiendo a la idea de que responden a intereses diferenciados: una orientada a la música y las artes escénicas y la otra a las artes plásticas, la imagen y diseño. Y se crea una nueva rama, el llamado Bachillerato general, que aunará materias humanísticas y científicas. Estos son las principales novedades de la nueva ordenación:

Cambio de asignaturas en la ESO
La gran novedad es la materia de Formación y orientación personal y profesional, que se impartirá en cuarto de la ESO y será opcional para los alumnos. La materia está basada en disciplinas como la psicología, la sociología y la antropología, y tendrá tanto una vertiente para desarrollar habilidades orientadas al ámbito personal como con una proyección profesional, según el documento.

En al menos un curso, entre primero y tercero de la ESO, los alumnos deberán estudiar una asignatura llamada Tecnología y Digitalización. En cuarto curso, en cambio, esas enseñanzas se dividirán en dos optativas, por un lado Tecnología y por otra Digitalización. Y en cuarto curso, la asignatura de Economía pasará a llamarse de Economía y Emprendimiento, cuyo contenido, además de formar en conocimientos económicos y financieros, pretende también “potenciar el espíritu creativo y de iniciativa”.

Cambio en Filosofía
La materia de Filosofía deja de aparecer mencionada como una asignatura opcional en cuarto de la ESO. Aunque la propuesta subraya que, además de las propuestas por el ministerio, las comunidades autónomas podrán ofertar las optativas que consideren necesarias, así que cada territorio podrá decidir si la mantiene en dicho curso. El diseño del Gobierno refuerza, simultáneamente, la asignatura de Filosofía: la materia seguirá, como ahora, siendo obligatoria en primero de Bachillerato, pero tras el cambio lo será también en segundo de Bachillerato, bajo la denominación de Historia de la Filosofía.

El espacio de la optativa de Filosofía en cuarto de la ESO lo ocupa, en buena medida, la materia de Formación y orientación personal y profesional, que contiene elementos de psicología, sociología y antropología. Un enfoque amplio que los responsables del ministerio consideran más adecuado para la educación básica de los alumnos del último curso de la secundaria obligatoria, muchos de los cuales no harán después el Bachillerato.

Educación en Valores Cívicos
La nueva materia de Valores Cívicos y Éticos se impartirá en al menos un curso entre primero y tercero de la ESO (o excepcionalmente en cuarto, si por motivos de la implantación del calendario no ha dado tiempo a que los alumnos la hayan tenido en los tres cursos anteriores). En Primaria se impartirá en quinto o sexto, según decidan las autonomías.

Cinco ramas de Bachillerato
Los mayores cambios de la propuesta se dirigen al Bachillerato. De las tres modalidades actuales (Científico, Humanidades y ciencias sociales, y Artes) se pasará a cinco: Ciencias y tecnología; Humanidades y ciencias sociales; Artes en rama de Música y artes escénicas; Artes en rama de Artes plásticas, imagen y diseño, y el llamado Bachillerato General.

Las asignaturas obligatorias comunes a los cinco tipos de Bachillerato en primer curso serán: Lengua castellana y literatura I (y, si la hay en su autonomía, la correspondiente lengua cooficial y su literatura), Lengua extranjera I, Filosofía y Educación Física. Y en segundo curso serán: Historia de España, Historia de la Filosofía, Lengua extranjera II, y Lengua castellana y literatura II (y, en su caso, la correspondiente lengua cooficial y su literatura II).

Bachillerato general
Esta nueva rama fue creada por la Lomloe, pero hasta ahora se desconocía en qué asignaturas consistiría. Está pensada para alumnos que a los 16 años, cuando deben elegir rama, no quieren optar por un camino que los decante demasiado a una vía formativa posterior, porque todavía no se han decidido. O que tienen pensado continuar después estudiando carreras o títulos de Formación Profesional para los que les resulte útil tener una formación general, que reúna saberes humanísticos y científicos, como por ejemplo la carrera de Periodismo o el ciclo superior de FP en Educación Infantil.

Como las asignaturas comunes del Bachillerato cubren el flanco humanístico de la formación, la materia obligatoria de la modalidad de Bachillerato general serán científicas. En primer curso, Matemáticas generales, orientadas a una aplicación de los conocimientos de la disciplina “a la interpretación y análisis de situaciones problemáticas en contextos reales”. Y en segundo de Bachillerato, Ciencias generales, en la que los alumnos profundizarán “en el conocimiento de los avances científicos y técnicos sobre los que la sociedad actual se sustenta”.

Deberán elegir, además, como mínimo, dos optativas en ambos cursos. En primero, entre sus opciones figurará Economía, emprendimiento y actividad empresarial, además de las materias del resto de modalidades de Bachillerato que se oferten en el centro y las que decidan ofertar las comunidades autónomas. Y en segundo curso, deberán poder elegir como optativa Movimientos culturales y artísticos, aunque los alumnos podrán coger también cualquiera de las materias del resto de modalidades de Bachillerato ofertadas en el centro, así como las que decidan las autonomías.

Matemáticas diversificadas
Los alumnos que elijan el bachillerato de Ciencias y Tecnología podrán elegir en segundo curso, además de las llamadas Matemáticas II, orientadas principalmente a posteriores estudios tecnológicos o puramente científicos, un segundo tipo, llamado Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II, en el que tendrá “más peso el análisis e interpretación de datos”, que están pensadas para los alumnos que tengan previsto optar por titulaciones relacionadas, por ejemplo, con la estadística y las ciencias de la salud.

Matemáticas y Latín
Otra novedad es que en el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales, los alumnos no tendrán que elegir entre Latín o Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, sino que podrán elegir ambas, una como obligatoria y la otra como optativa.

Ciencias ambientales
En el Bachillerato de Ciencias y Tecnología, las asignaturas hasta ahora llamadas Biología y Geología (en primero) y Geología (en segundo), pasarán a completar sus denominaciones con la expresión “y Ciencias ambientales”. El cambio de nombre irá acompañado de un cambio en el enfoque de las materias, que tendrá más en cuenta “los saberes relacionados con los ecosistemas y su funcionamiento”, la “estrecha interacción entre la geosfera y la biosfera” y la perspectiva del “desarrollo sostenible”.

Dos tipos de Dibujo técnico
La tradicional asignatura de Dibujo técnico tendrá dos versiones, tanto en primer curso como en segundo. Una más orientada los conocimientos requeridos por el alumnado que tenga pensado realizar estudios relacionados con la tecnología y la arquitectura, y otra llamada Dibujo técnico aplicado a las artes plásticas más orientado al “ámbito artístico, con gran énfasis en el diseño y en el aspecto más creativo”. En el Bachillerato de Artes Plásticas, imagen y diseño se seguirá estudiando además, como asignatura obligatoria, Dibujo artístico tanto en primero como en segundo.

Educación Primaria
En la etapa de Primaria (de seis a 12 años), se producen pocos cambios, porque la estructura que funciona ahora en los colegios encaja con la línea de la nueva ley educativa, con unas áreas de conocimiento de límites bastante amplios que los centros educativos pueden adaptar a la realidad de su alumnado, señalan fuentes conocedoras de la reforma. Las áreas previstas se impartirán en todos los cursos, a excepción de la Educación en Valores Cívicos y Éticos, que se dará solo en uno de los dos últimos.

ÁREAS DE EDUCACIÓN PRIMARIA

  • Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural, que se podrá desdoblar en Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales
  • Educación Artística, que se podrá desdoblar en Educación Plástica y Visual y Música y Danza
  • Educación Física
  • Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura
  • Lengua Extranjera
  • Matemáticas
  • Educación en Valores Cívicos y Éticos (en quinto o sexto curso, según elijan las comunidades autónomas)
  • Las comunidades autónomas podrán añadir una segunda lengua extranjera u otra lengua cooficial o una materia de carácter transversal

Infantil
Y en la etapa de Infantil (de cero a seis años) tampoco hay novedades, en lo que atañe a las áreas, respecto al borrador de decreto que adelantó EL PAÍS en julio. Dichas áreas, que son el equivalente en esta etapa de las materias, se mantienen en el primer ciclo de Infantil (cero a tres años) y en el segundo (de tres a seis años).

ÁREAS DE EDUCACIÓN INFANTIL

  • Crecimiento en armonía
  • Descubrimiento y exploración el entorno
  • Comunicación y representación de la realidad

Accede a la web para más información. 

Fuente: elpais.com

Compártelo:

¿Quieres disfrutar de los Servicios de COAMBA?

Open chat
¿Necesitas Ayuda?