Estudian emplear las podas agrícolas como nueva fuente de energía

Europruning creará una cadena logística para destinar podas de frutales, viñedos y olivos como biomasa con experiencias piloto en Burdeos, Potsdam y Zaragoza

Crear una nueva forma de explotar los residuos agrícolas para su utilización como biomasa es el objetivo de Europruning, un innovador proyecto liderado desde España. Entre los motivos de esta acción Europea está el demostrar la viabilidad de la cadena logística diseñando todas las fases previstas, desde la poda hasta su utilización como fuente de energía.

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza coordinará el proyecto en el que participan un total de 17 socios procedentes de Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Polonia y Suecia. Cuenta con un presupuesto total de 4,6 millones de euros, de los que 3,4 millones están financiados por la Comisión Europea a través del 7º Programa Marco.

 

El proyecto, pionero a nivel mundial, pretende crear una cadena logística que contemple las fases de poda, transporte, almacenamiento y generación, a partir de los restos de frutales, viñedos y olivos. Esta cadena, prácticamente inexistente en la actualidad para este tipo de residuos agrícolas, permitirá generar electricidad y calor a partir de un elemento que, en la actualidad, apenas cuenta con uso o incluso es quemado libremente.

 

Otros de los objetivos principales de Europruning serán el desarrollo de nueva maquinaria agrícola para facilitar el proceso de poda, y una herramienta inteligente de optimización y monitorización logística. Esta herramienta ayudará a los usuarios finales a elegir el producto más óptimo, de acuerdo varios condicionantes como la ubicación, la cantidad y la calidad de la biomasa almacenada.

Tras demostrar su viabilidad y rentabilidad económica, el modelo de negocio generado podrá ser exportado a otros países junto con las nuevas tecnologías y metodologías desarrolladas. Además los resultados derivados del proyecto aportarán beneficios económicos y sociales al medio rural, involucrando a agricultores, transportistas, plantas de generación etc., y contribuyendo así a la generación de puestos de trabajo, a la estabilización de la población rural y a la diversificación de su economía.

De este modo Europruning reforzará la posición de Aragón como región internacional de referencia en la investigación en energías renovables. Durante sus más de tres años de duración contará con la participación de cuatro instituciones aragonesas, entre las que se encuentran las Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón, las empresas Mitrafor y Gruyser SL y CIRCE, coordinador del proyecto.

Además de estar al frente de dicha tarea CIRCE participará, entre otros, en el diseño de las especificaciones de la cadena logística, la metodología y maquinaria de poda, y las instalaciones de almacenamiento, y supervisará y coordinará la operación de los demostradores piloto.

Y es que para validar esta cadena logística, se realizarán tres instalaciones piloto a escala real, una de ellas ubicada en Zaragoza, y las otras dos en Potsdam (Alemania) y Burdeos (Francia). Estas localizaciones han sido seleccionadas por su gran potencial de recurso de biomasa y por representar diferentes zonas climáticas, con el fin de aumentar la reproducción de los resultados del proyecto en otras áreas geográficas.

Para ver noticia pincha aquí.

FUENTE: elmundoecologico.es

Compártelo:

¿Quieres disfrutar de los Servicios de COAMBA?

Open chat
¿Necesitas Ayuda?