Donde están los profesionales del medio ambiente de Andalucía   El Colegio Profesional | El ambientólogo | Las Ciencias Ambientales    

El cambio climático condiciona seriamente la habitabilidad

Representantes de una asociación empresarial y de emprendedores, de un colegio profesional, de una gran corporación, y de una asociación ciudadana, junto a un numeroso público interesado, se dieron cita el pasado jueves en Sevilla en un acto organizado por la organización internacional sin ánimo de lucro Ecoemprendedores por el Clima , que contó con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.

La jornada permitió analizar los retos fundamentales a los que se enfrenta la ciudad de Sevilla en relación al cambio climático, y que los participantes en la mesa redonda resumieron en la necesidad de hacer frente al previsible deterioro de la calidad de vida y parálisis económica, durante 4 o 5 meses al año, debido al incremento notable de las temperaturas que se esperan en los próximos años. Los efectos de las olas de calor, cada verano más largas y más recurrentes, ya los estamos padeciendo en la actualidad, aseguraron. El reto al que se enfrenta la ciudad es mayúsculo, e impactará de forma especialmente virulenta en aquellos sectores de población especialmente vulnerables por cuestiones de renta y que viven en barrios de baja calidad habitacional (Amate, Los Pajaritos, Polígono Sur, etc.).

“Hacer frente a este reto, a esta problemática, es una oportunidad para emprender políticas y medidas audaces, que mejoren la habitabilidad de la ciudad”, aseguró Reyes Tirado, presidenta de la Red Sevilla por el Clima y participante en la mesa redonda. En concreto, surgen oportunidades en el ámbito de la movilidad y el transporte, lo que abre “posibilidades para que los ecoemprendedores pongan en marcha nuevas iniciativas empresariales relacionadas con la movilidad sostenible y la distribución de última milla en modos no motorizados”, aseveró Gregorio M. Toral, vicepresidente de la Asociación de Empresas de la Economía Verde (ECOVE) y fundador de la empresa Ciclogreen. Por su parte, Mauricio Domínguez- Adame, director de responsabilidad social corporativa de Heineken España, también presente en la mesa redonda, destacó la “importancia de la comunicación y concienciación ambiental de la sociedad como mecanismo para procurar todos los cambios de hábitos de consumo que son necesarios para que cristalice un nuevo modelo económico, bajo en carbono”.

Finalmente, Manuel Barrera, presidente del Colegio Oficial de Ambientólogos de Andalucía (COAMBA), puso de manifiesto el trabajo del colegio profesional para abrir camino a los profesionales del medio ambiente de Andalucía, que sin duda son un pilar básico del cambio de modelo apuntado. Para que ello cristalice son necesarios, no sólo iniciativas de ecoemprendedores y startups, sino también cambios políticos profundos, desde las instituciones, convinieron los ponentes. También se destacó la importancia de que las grandes empresas se comprometan con la sociedad y se esfuercen por mejorar el modelo de ciudad, aportando este valor añadido a sus grupos de interés.

Dado el corto plazo de tiempo en el que hemos de acometer cambios de calado para descarbonizar la economía y cumplir con los compromisos del Acuerdo de París de cambio climático, se hace necesaria una “innovación disruptiva y abierta, en todos los sectores, y una intensificación de la colaboración público-privada”, apuntó el moderador, Luis Morales, de Ecoemprendedores por el Clima, quien también presentó el Laboratorio de innovación empresarial en cambio climático que se va a poner en marcha en la ciudad de Sevilla.

Ver publicación.

Fuente: diarioresponsable.com