Donde están los profesionales del medio ambiente de Andalucía   El Colegio Profesional | El ambientólogo | Las Ciencias Ambientales    

Manifiesto para la Unidad frente al Cambio Climático

Manifiesto del Colegio Profesional de Ambientólogos de Andalucía para la unidad frente al Cambio Climático

A día de hoy las investigaciones científicas demuestran que el factor humano está influyendo de forma directa en la alteración del clima a escala global, fundamentalmente por las emisiones de gases procedentes del uso de combustibles fósiles, responsables del llamado “efecto invernadero”, proceso que se traduce en un incremento de la temperatura global que a su vez genera una alteración de la dinámica del planeta.

  Los efectos de esta alteración del clima se manifiestan día a día, siendo cada vez más frecuentes los episodios meteorológicos extremos como sequías, inundaciones, etc. los cuales, además de graves daños al medio ambiente, están generando importantes afecciones a la población humana, al verse mermados los recursos naturales disponibles, lo que provoca situaciones extremas como migraciones masivas, hambrunas o incluso conflictos bélicos por el control de los recursos.

En el caso concreto de España, y dentro de la misma, Andalucía, debemos destacar que se trata de una de las regiones más vulnerables a los efectos del cambio climático, ya que por su situación es propensa a sufrir fenómenos de desertización como consecuencia de la alteración del régimen de precipitaciones. Paralelamente, la franja litoral de nuestra Comunidad Autónoma se está viendo afectada por los cambios del nivel del mar motivados por la desaparición de las masas de hielo de los polos.

Las cifras más recientes en nuestra comunidad, como por ejemplo, las que aparecen en el Informe de Medio Ambiente anual de la Junta de Andalucía (IMA 2015), señalan significativos cambios en los regímenes de precipitación en los últimos años y también en las próximas décadas.

Ante esta grave situación, que está generando importantes perjuicios para el medio ambiente y la población en general, el Colegio Profesional de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Andalucía, como entidad de derecho público que tiene entre sus fines:

<<4. La defensa, de acuerdo con el artículo 45 de la Constitución Española, del derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

5. Desarrollar actuaciones en la defensa del medio ambiente por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.

6. Promover o apoyar iniciativas para la creación de empleo y formación.

7. Velar que la actividad profesional se adecue a las necesidades e intereses de la sociedad, con un adecuado nivel de calidad.>>

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, COAMBA y el colectivo de personas firmantes del presente Manifiesto, INSTAN a los profesionales del sector, entidades empresariales de todo tipo, administraciones públicas, y a la población en general a la firma del presente Manifiesto, ante la necesidad de aunar esfuerzos y la urgencia de emprender las medidas de concienciación, mitigación y adaptación al cambio climático dentro de sus respectivos ámbitos, como son:

  • Reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero, especialmente CO2, adoptando las siguientes medidas
    -
    Fomentar el uso de fuentes de energía alternativas, que sean sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.
    - Incentivar la mejora de la eficiencia energética, tanto en las edificaciones como en el transporte.
    - Aplicar criterios de arquitectura bioclimática en el diseño de nuevas edificaciones, y en la reforma de edificios existentes.
    - Realizar labores de concienciación a la ciudadanía, a las empresas y a las administraciones sobre la importancia de implantar un modelo de movilidad sostenible, que apueste por sistemas de transporte colectivo y medios de transporte con “cero emisiones”.
    - Promover el consumo racional y sostenible para reducir la generación de gases con efecto invernadero.
    - Favorecer la implantación de sistemas de producción eficiente, con indicadores de intensidad energética que permitan medir la evolución del consumo energético de la economía.
    - Realizar mediciones exhaustivas de los gases de efecto invernadero y gases atmosféricos con herramientas como el cálculo de la Huella de Carbono de productos, empresas, administraciones, eventos, y entornos urbanos para evitar emisiones, reducirlas o compensarlas en última instancia.
    - Apoyar económicamente o fiscalmente aquellas iniciativas que tengan impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, así como crear un “Impuesto al carbono”, que grave las actividades más contaminantes que usen como materia prima combustibles fósiles y utilicen tecnologías poco eficientes.
    - Estimular la generación distribuida y la figura del "prosumidor".

  • Adopción de medidas de lucha y adaptación al cambio climático:
    - Fomentar  iniciativas que favorezcan la absorción del CO2 atmosférico, medida que se puede estructurar en las siguientes acciones:

  1. Incentivar la restauración de la cubierta vegetal en zonas forestales degradadas.

  2. Implantar medidas de protección y gestión sostenible de las zonas verdes urbanas existentes.

  3. Favorecer la implantación de nuevas zonas verdes urbanas, así como jardines verticales o cubiertas verdes en azoteas.

  4. Extender redes de huertos urbanos en nuestras ciudades y pueblos, como un mecanismo de autoabastecimiento y de reconexión de la ciudad con el campo.

 

- Desarrollar medidas de protección y conservación de áreas especialmente vulnerables al cambio climático, emprendiendo asimismo medidas de adaptación basadas en la gestión sostenible de los ecosistemas y los servicios ecosistémicos.

Es responsabilidad de todos actuar contra el cambio climático. La Sociedad, el Medio Ambiente y la Economía agradecerán la implantación de estas medidas, las cuales consideramos indispensables para luchar, prevenir y adaptarnos a los efectos del cambio climático.

Ver documento.