Donde están los profesionales del medio ambiente de Andalucía   El Colegio Profesional | El ambientólogo | Las Ciencias Ambientales    

'Cazadores' de residuos en el litoral motrileño

En las redes de los barcos pesqueros que atracan en Motril hace tiempo que no le hacen ascos a la basura que encuentran en el mar; es más, la buscan. Si entre los jureles, las caballas o las bogas aparecen enredadas unas botellas de plástico o algunos cristales, mejor que mejor. No es que los pescadores que faenan por el litoral motrileño se hayan vuelto locos, sino que es una labor que tiene mucho más sentido del que parece.

Hace un par de años, la cátedra RELEC de la universidad de Cádiz escogió al puerto de Motril para realizar bajo su supervisión un proyecto, financiado por el grupo de desarrollo pesquero, con el fin de promover una pesca sostenible que al mismo tiempo ayude a limpiar el ecosistema marino, cada vez más deteriorado por la gran cantidad de plásticos, metales u otros residuos que perjudican los fondos del mar. Bajo el nombre de 'Ecopuerto', esta iniciativa «pionera», según aseguran sus responsables, busca también la concienciación social.

«La gente debe entender que todo lo que cae al suelo tiende a acabar en el mar, y eso le afecta»

«La idea viene de mucho tiempo atrás porque estábamos preocupados por el tema de las basuras marinas, y en estas que apareció el profesor Enrique Montero, nos expuso su proyecto, y yo que soy una persona que se preocupa por la sostenibilidad del caladero... pues entró como anillo al dedo». Ignacio López Cabrera, patrón mayor de la cofradía de pescadores de Motril, recuerda los inicios de una iniciativa que comenzó a fraguarse en 2013 y cuya parte científica tuvo un año de duración. «Ahora se encuentra en 'stand-by', buscamos financiación para proseguir con el estudio y expandirlo en el resto del litoral andaluz, puesto que los puertos están de acuerdo», expresa López Cabrera.

Durante los meses que el estudio científico estuvo en vigor recopilaron y cuantificaron «unos 47.000 objetos» cuya diversidad haría sonrojar a más de uno: botellas de plástico, motores, cirios... hasta lavadoras. «Hemos recogido en alta mar de todo la imaginable y seguimos haciéndolo, porque nosotros no paramos ya», detalla el patrón mayor motrileño. Toda esa basura, recopilada «gracias a una media de cinco rastreros al día», se fotografió y se colgó en la página web de 'Ecopuerto' (www.ecopuertos.es) para que la gente pueda visualizarla.

«Esas cifras de recolección las logramos únicamente con la ayuda de cinco arrastreros de promedio al día, siendo todos barcos de Motril los encargados de participar en la idea», señala López Cabrera, quien indica que, aunque están a expensas de que el proyecto científico vuelva a formar parte de la actividad, seguirán hacia adelante: «En puertos como el de Barcelona ya han adoptado el modelo que pusimos en funcionamiento y, tras perder la financiación una vez que finalizó la fase de estudio, la Autoridad Portuaria motrileña se ha hecho cargo de la recogida de basura».

Concienciación

Los residuos, una vez que llegan al puerto, se separan en contenedores de plástico, o bien, si son vertidos, se introducen en una estantería para bidones de aceites en el muelle de levante. Todo sea para preservar las aguas limpias, favorecer un posterior reciclaje y valoración y, fundamentalmente, concienciar. «La gente debe comprender que todo lo que cae al suelo tiende a acabar en el mar, y eso afecta a la reproducción de las especies ya que, por ejemplo, los plásticos, no dejan oxigenarse al lecho marino, creándose incluso microplásticos altamente contaminantes para los peces», resalta.

López Cabrera, sin embargo, ve una evolución: «Desde que empezamos la basura de agricultura ha disminuido y antes había más plástico que ahora en las ramblas». Además, observa una curiosa división de residuos: «Del levante de Motril a Adra la contaminación deriva de la agricultura, mientras que por el poniente son más por botellas de plástico».

'Ecopuerto', que además realiza una gran labor social con la donación hasta la fecha de 19.600 kilos de pescado de bajo valor comercial a bancos de alimentos, defiende la labor de los pescadores en el cuidado del mar. «Nuestro tipo de pesca, de arrastre, lejos de perjudicar ayuda a reducir la contaminación, por lo que esperamos que sigan nuestro ejemplo», dice López Cabrera, uno más de los 'cazadores' de residuos marinos.

Ver publicación.

Fuente: ideal.es